La corriente de Humboldt – Constanza Ceresa

(Nota editorial para alba Londres 04)

Esta publicación es el resultado del encuentro de poetas chilenos en Londres “La Corriente de Humboldt”, realizado la primera semana de Junio de 2013. Recibe su nombre en referencia a la corriente que atraviesa el mar de Chile, que permite el desarrollo de una fauna marina rica y diversa haciéndolo único. Los poetas invitados a participar en este encuentro dan cuenta de la diversidad de voces poéticas en la poesía chilena contemporánea y son representativos del panorama de la poesía actual. Andrés Anwandter, Gustavo Barrera, Javier Bello, Julio Carrasco y Carmen García comenzaron a publicar a fines de la década de los 90s y han construido una poética sostenida por un número de publicaciones considerable. Esta edición bilingüe presenta una selección de poemas hecha por los mismos poetas.

Andrés Anwandter reconstruye la cartografía de la ciudad de Valdivia poniendo en diálogo crónicas de la conquista, mapas holandeses del S.XVII y el paisaje urbano actual. Los poemas de Catrico nos hablan de cómo el acto fundacional de construir la ciudad sobre una superficie ‘pantanosa’ sigue vigente en la precaria relación entre tecnología y naturaleza.
De corte más narrativo y con ciertos elementos teatrales, los poemas de Gustavo Barrera registran eventos cotidianos con ojo científico y distanciado, construyendo un imaginario infantil donde lo conocido se vuelve siniestro.

En los poemas de Javier Bello la proliferación metonímica avanza abriendo zonas que se sitúan “detrás del pensamiento”, donde el discurso de la razón falla como ‘un palo quebrado’.

Así, las formas poéticas se comunican por resonancia, a través del brillo, la textura, sonoridad y ritmo del lenguaje siendo su materialidad un referente en sí mismo.

Julio Carrasco nos habla de escenas cotidianas a través un foco irónico y algo infantil. Sin embargo, en el absurdo de cada situación subyace un misterio que detiene el correr del relato por un segundo como el silencio de lo
innombrable.

La poética de Carmen García se sumerge en aquel punto de ‘la muerte de la vida’, donde sonidos, colores y criaturas abisales son iluminados por la luz tenue de la palabra, como una “lámpara en el fondo del océano”.

El ejercicio de traducción de estos poemas al inglés, sin duda, aporta nuevas posibilidades de significación, enriqueciendo tanto el acto de lectura como de reescritura.